4# Y, ¿si no es la sombra de unas tijeras?

Imitando el clásico juego de buscar formas en las nubes, trabajamos a partir de una sombra e imaginamos qué podría ser. Elegimos unas tijeras y las iluminamos trazando su forma sobre un papel. Cortar la silueta les permite fijarse en la forma, moverla, jugar un poco e imaginar.

Invitarles a trabajar todas con el mismo objeto es algo que no acostumbramos a hacer. Pero en este caso nos va a permitir aprender algo importante.Cada una está en su casa, no nos vemos ni “nos copiamos”  y aún así salen varias bailarinas, varios cocodrilos. ¿Por qué otra persona tiene la misma idea que yo?ha sido una charla muy productiva.

 

 

Algunas alumnas se aventuran a trabajar directamente con la sombra. Incluirla en su dibujo y hacer así una creación efímera, como algunos de los artistas que hemos visto. Digitalmente o manualmente. Es bonito ver como cada una toma su camino y crea sus pequeños retos frente a una sencilla propuesta